La vida silvestre Emelie, parte 2.

Introducción

Certificados del Corredor ha sido muy exitoso y Emelie había venido muy bien con los que estaban sentados a través. María había preparado bizcocho y los invitó a tomar el té y el café - que era al parecer una especie de sistema de rotación, y cada domingo por la noche, fue el turno de una persona en reposo durante el café. Este domingo, la mayoría de los que vivieron a lo largo del corredor participó - cinco más Emilie sí misma. Al parecer, no era a menudo que era más que eso, pero ya se sentía Emelie que los cinco se reunió parecía agradable y realmente muy interesante. Hubiera sido María y su novio - un chico muy lindo llamado Anders y que parecía ser un poco payaso, un tipo de amapola alto con el pelo teñido de negro que se llamaba Magnus, Eva una mujer grande ruido de unos treinta años que se convirtió en maestros de las escuelas y por lo tanto de rock chica Tova una rubia y desafiando niña finlandesa. Hubiera sido fácil hablar con todos y Emelie ya sabía que a ella le gustaba. La única cosa que había sido negativa fue cuando uno de los otros en el pasillo vienen hemrumlandes en una noche y furioso blängt de los seis que había estado sentado en la cocina. El tipo, o tal vez el hombre estaba borracho, casi 1,90 y con un barril de cerveza fuerte - que tenía un traje viejo y usado en su olor a humo cuando desapareció el pasado a su habitación. Emelie sentía que le había parecido incómodo, pero Magnus había calmado cuando le dijo el nombre del hombre era José, él era un estudiante perpetuo, leer algunos cursos, pero pasó la mayor parte del tiempo junto con tres tipos similares en un corredor de más abajo en la casa. Aquí, en el corredor, que es al parecer más por sí mismo. El café era tarde y se acordó de que había sido una alegría que ella se metió en la cama recién hecha.

- El nuevo mundo

Habían pasado tres semanas y Emelie era ahora de vuelta a casa en el ayuntamiento y la ciudad nueva. Ella realmente amaba a Uppsala y todo lo que la ciudad tiene para ofrecer. Después de registrarse en la educación - programa de la religión la ciencia - que había estado en su camino a la Nación Småland para convertirse en un estudiante de primer año en el país anfitrión *. En el camino se había quedado con María y sus Anders novio y que la había convencido para unirse a los Upplands lugar. Alegaron que la nación era mejor, porque Anders estuvo activo en el que prometió que no se arrepienten. Emilie no fue difícil convencer cuando se dio cuenta que tenía más que ganar de estar con María y Anders como ella era de otra manera prácticamente solo en Uppsala. Después se fue a tomar un descanso y terminó en un café glamoroso llamado Wayne. Después de la inmundigat primera vez un café con leche que había estado sentado durante varias horas y Emelie sentía que ella comenzó a pensar en el dos más. María era de Uppsala y tres años mayor que Emelie - 22 años - sus padres habían venido de los años setenta de Chile, porque de la dictadura militar. María se nació y se crió en la ciudad y se sintió probablemente más como sueco que los chilenos. Era baja - inferior a Emelie - y curvilínea bien, pero de una manera bien acondicionado. Ella se entrenó varias veces a la semana, fue instructor en la salsa y me pareció realmente. Emilie podía imaginar que durante estos trajes negros ajustados - camisa de polo y jeans stretch - escondía un cuerpo hermoso y capas. El busto fue generosa y el culo de cisne de asilo fue amplio en el que se ajuste la forma en que muchas niñas de América Latina son. El pelo negro y rizado, era brillante y saludable enmarcado que linda cara quemada por el sol más que suficiente y los grandes ojos marrones perder interés cuando Emilie me contó acerca de su educación. Anders era tan contrario a María, a pesar de que ambos eran felices y rebosante de energía positiva - que era bajo y estrecho, pero con músculos bien entrenados flexionada contra el rojo de la camiseta apretada. Estaba bronceado y tenía el pelo corto de punta blanqueada y parecía tener siempre una sonrisa en la mano - lo que incluso una broma. Varias veces estuve a punto de Emelie calambres después de que dejó escapar de los comentarios sobre el medio ambiente o anécdotas de su vida. Él era mayor que María - 28 años - y no sólo se activa en la nación Uppland, sino también de DJ techno. Sus ojos verdes parecían ser lentes de color y otra vez le fipplade con la vara que le atravesó la lengua. Él también tenía un piercing en el labio inferior que fue capturado en repetidas ocasiones Emelie con los ojos. Desde fikan habían sido inseparables - cada día que pasó un tiempo en él, que estaba en su habitación, frente a una película en la televisión, a un café o en uno de los lugares todos estaban disponibles. Durante estas tres semanas, Emelie tenido tiempo de experimentar las cosas que ella ni siquiera ha sido capaz de acercarse. Entre otras cosas, habían hablado de sexo con otra que su propia imaginación, la fiesta de su camino a través de toda una noche y se vuelven raggad por más chicos que ella podía contar. Ella vivió la vida, pero también entendió que había que tener cuidado en que el menor error de cálculo rápido podría significar que ella podía meterse en problemas. De todos modos, ella llamó a su casa todas las noches y la seguridad de sus padres, preocupados, que fue sin duda un buen comportamiento y estudió diligentemente - si tan sólo supieran!

Ese viernes por la noche - tres semanas después de su llegada en Uppsala - que era hora de volver a presentar pruebas de esta semana detrás de ellos y salir a la vida nocturna que realmente existió en la localidad. Emilia y María se sentó en Anders y su sala común, esperando por él. Tenía, como siempre han expulsado a comprar la cerveza en la tienda de licores en Stenhagen - esta vez sin protestar lo cual era inusual. Emelie estaba acurrucado en su cama, mientras que María estaba en el baño y pintado a sí mismos - de esta noche iban a ir a uno de los lugares de los ciudadanos de a pie ". Anders jugaría registros con un amigo de Estocolmo, en Pablo. Se espera que sea un montón de gente cuando algo que era tan inusual como el lugar que permanecen abiertos hasta las cuatro en lugar de dos. Para entrar, tenían que estar allí temprano, pero debido a Anders fue a jugar por lo que tranquilamente podría förfesta en su habitación, como de costumbre - se había convertido casi en una tradición. Emelie vestía completamente de la ropa del día que acaba de adquirir - que había pasado más de tres mil dólares en la última semana sólo para la ropa y la mayor parte de hoy. María y ella se había ido en viaje de negocios durante todo el día y ahora se sentó muy nyekiperad en la cama, mientras que María se preparaba. Emilie tenía el pelo largo y rubio en una cola de caballo y un maquillaje escasa y para acentuar sus labios brillo de labios. Una luz azul de tubtopp Filippa K (sin un sostén durante el curso) y un par de brillantes pantalones elásticos blancos de la misma marca. En sus pies recién comprado (y escandalosamente caros sin duda tuvo su Gormat padres) de luz azul zapatillas de deporte de Nike. En mis pantalones, que tenía por primera vez un par de bragas caros de lo que imaginaba existían - correas blancas en lycra transparente - y, sobre todo cuando no había tela de tan poco! Hubiera sido María, que ha sido elegido, Emelie no se había atrevido siquiera a protestar, a pesar de la clara delantera, y la cadena de mínimos que ahora se encontraba entre sus nalgas firmes bulbosas. Por suerte, había ido con María a varias sesiones de entrenamiento y solariesolningar por lo que ahora tenía un cuerpo bronceado uniforme. Fue muy emocionante para sentarse donde ella estaba sentada con la ropa nueva tal vez un poco de desnudez, pero ¿Qué quiere decir la libertad de hacer que venció a la mayor parte de la sensación de vergüenza.

Desde la danza y la música P3 golpes que ella bebió la bebida María se había mezclado. La habitación era acogedora y tenía un fuerte olor a incienso y la única luz provenía de tres lámparas de lava que fueron colocadas estratégicamente en la sala. Emelie se sintió más de lo que nunca hizo en su vida entera diecinueve años. La base de la música de baile estaba latiendo desde el estéreo de Anders pero no era nada comparado con lo que el corazón Emelie fue cuando el teléfono furioso rompió la quietud.

"¿Quieres responder?" Dijo María del cuarto de baño.

"Bueno ...", dijo Emelie y cogió el teléfono. "Con María y Anders ..."

"Hey Emelie es Anders - te diviertes?"

"Sí, pero sería más divertido si usted vino aquí, por supuesto ...", sonrió, y sentía que ella estaba feliz de hablar con él.

"Así que pasen ..." que sonaba contento.

"... Con más de beber, por supuesto!", Se rió y me sentí feliz.

"Sólo se pudo pensar que era algo así ... tienes que María?" Ella escuchó que él se echó a reír.

"Oki - Espera un segundo, entonces ..." Ella cogió el auricular de su oído y gritó: "María ... es Anders!"

"Será ...", se escuchó la voz suave de María en el baño y Emelie oído que cerró el grifo.

Cuando María salió no sabía dónde estaba Emilie centrar su atención - que sólo llevaba un par de minutos tanga negro. El cuerpo de color oliva, que podría haber imaginado cuando eran y entrenados, pero que nunca fueron vistos - María era una forma y sus caderas eran anchas, y por encima de ellos, tenía una cintura estrecha. Butt - que fue galardonado con el stringen negro - abultamiento completan y se encontraba en lo más perfecto. Emilie no podía ayudarme a mí mismo - ¿por qué no lo hizo - pero sus ojos se desviaron hasta del seno de María. Ellos eran grandes y tenía un poco de cabeza, pero parecía de otro modo sólido - Emelie estima que sean, probablemente D-taza. Sus pezones eran de una gran batalla, nuestras granjas más grandes que una moneda de dos peniques en ciernes pezones pequeños y tenían un color marrón oscuro. Su pelo fue puesto en libertad y su alerta de cara bonita tenía un estilo de maquillaje. Su cuerpo era otra cosa muy delgado y Emelie se sonrojó mientras le entregaba el teléfono con ella.

"Sí, era María ... Hola, cariño - ¿Cómo va todo? Bueno ... mmm ... está bien ... "

María caminaba de aquí para allá en la sala frente a Emelie que no sabía qué hacer. Ella no era lesbiana - ni siquiera había estado con un hombre - pero por alguna razón no podía dejar de mirar el cuerpo de su nuevo amigo. María se movía ligeramente hacia la música y Emelie sentía que hacía calor en las mejillas - sus ojos fueron atraídos una y otra vez a María pechos oscilantes grandes y su culo latino todo el año. Ella se sintió avergonzado, pero no pudo resistir la tentación.

"... Está bien cerca de media hora, entonces? Bueno, nos lo dice y el dinero es suficiente ¿verdad? Bueno pues nos vemos pronto ... un beso ... ¡ten cuidado! "Colgado por María.

"Eso debería ser tan difícil para el comercio en el sistema ..." balbuceó Emelie adelante en un intento de ocultar que ella se quedó mirando el cuerpo de María a lo largo de la llamada - bebió el último de la copa. María comenzó a recoger la ropa de la agencia que estaba junto a la cama, de espaldas a Emelie - por alguna razón se volvió su mirada al cuerpo de la esposa del Chile de la curvilínea. Su mirada se deslizó por su espalda esbelta desnuda contra la parte posterior más baja y amplia cintura delgada, caderas anchas y que las nalgas redondas que sobresalen fueron perfeccionados por la cadena delgada y estrecha en la cadena panty. María se inclinó mientras ella le preguntó si quería Emilie otra copa. La cadena de negro se extendía entre las nalgas firmes de ellos como ella se agachó, y Emilie vio el mal disimulado su ronda del ratón gordito - la tela era apretado contra el hueso púbico, pero se acercó a la línea antes de que el ratón estaba cubierta - Emelie tragó saliva - María mover con facilidad, mientras que que tiene sus raíces en el último cajón de la empresa y los ojos estaban clavados Emelie a María - que vio, porque sin ellos la ineficiencia TANGA mínima para cubrir el ratón entero que ella no tenía pelo. El cable negro delgado hubo entre ellos gordito suave musläpparna de una manera que nunca había visto a Emilie. Ella se sonrojó mientras se sorprendió mirando hacia arriba entre las piernas de su nuevo amigo - miró hacia abajo - el corazón me latía el doble de tiempo en el pecho y su respiración se había vuelto pesado. Vio que sus pezones se respondió, y señaló con furia contra el tubtoppen tela azul fina - trató de ocultarlos porque eran generosos, y estaba apenada con ella. Un hormigueo familiar entre sus piernas significaba que tenía que darse prisa para pensar en otra cosa cuando se siente llevado a menudo a los labios se hincharon y la propagación de humedad. Se aclaró la garganta y le respondió que sería bueno tener una bebida.

Grogg se hizo más y más, cuando Anders llegó a casa una hora después con dos botellas de Finlandia - Una de cal y tres de Rose botellas de refrescos de frutas. Emelie di cuenta de que Anders y María intercambiaron parece saber cuando entramos por la puerta y después de que ha dado el visto bueno previo a la fiesta continuó. Había un estado de ánimo más altos de lo normal y más de una vez desaparecido Anders y María en el baño y se fue Emelie solo. El licor corría por lo que dejó el abierto - que estaban hablando, como de costumbre sobre todo bajo el sol, pero Emelie celebró su mirada en el interior de María de profundidad. Anders fue también él nyekiperad y tenía un negro ajustado con la camiseta psicodélica de prensa de neón, los pantalones de plástico de PVC negro con cierres múltiples y zapatillas nuevas. El cabello decolorado estaba ordenado en todas direcciones y era peor el cuadro de lo habitual. María llevaba una piel de serpiente muy corto de corte vestido beige estampada en algún tipo de material plástico y los tacones altos - Emelie nunca había visto una ropa provocativa de verdad antes. La piel brillante serpiente apretada era perfecto alrededor del cuerpo de María y el pelo negro y rizado que cuelga sobre la espalda. Emelie estaba muy intoxicado cuando se metió en el taxi y se dirigió a la ciudad a las once. Una vez dentro de él estaba lleno de gente y después de un poco de ayuda de los guardias, que podían Anders, María y Emelie bajar a la planta baja cabina del DJ. Tenía una sala de estar con mesa puesta y no había espacio para Emilia y María. Anders estaba en la cabina con su amigo Jake, mientras que María presentó Emelie de los que estaban sentados alrededor de la mesa pequeña. Emelie ya estaba tan borracho que se olvidó de lo que ellos llamaban segundos después de haber sido citado para ella - se las arregló para determinar que estaban cadera alrededor de ocho tipos, de Estocolmo - cinco niños y tres niñas. Mejor estaba allí cuando Anders y Jake hizo un trato con los dueños y tenían espíritus libres toda la noche. La velada continuó en el mismo ritmo trepidante y Emilie bailaban y bebían como si fuera el último día. Para que no se dormirá en los detalles de líneas de bajo atronador, alfombras estrépito de sonido, luces estroboscópicas y rayos láser en simbiosis con las melodías, así que tire de la campana de un par de horas.

A las nueve treinta y cinco de la mañana fue a la banda que había sido suscrito alrededor de la mesa libre para seguir la fiesta en un apartamento en el centro de la ciudad como Jake prestado. Emelie era ya tan borrachos que los aspectos negativos del alcohol hicieron sentir su presencia. Ella tropezó por las escaleras, balbuceó y se sintió mal. María le siguió hasta el baño y se sentó llorando mientras ella se inclinó sobre el inodoro. Estaba avergonzada algo terrible, pero María aseguró que no había peligro - Emilie puso su cabeza en el regazo de María, sentada en el baño. Cerró los ojos y descansó el dolor de cabeza. Puerta del baño se abrió y miró a Andrés.

"¿Qué pasa con ella?", Se preguntó, pero casi ahogado por el ruido y la música del apartamento.

"No muy bien ...", dijo María con una voz tierna.

"Maldita sea" aburrido - tal vez que la llevaba un poco "?

"Usted a cabo e 'de tu mente - no muestran nada de eso hay. ¿Sabes lo de fondo que viene de ... "María siseó enfadado.

"Lo sé, pero ella se sentirá la orina de mañana y quiero que estés con nosotros aquí. Por cierto, que las personas les gusta usar el baño ... "

Emelie entenderse a pesar de estar borracho que los dos pensó que estaba dormido y miró hacia arriba.
"¿Qué quiere decir para nada ... una oferta en ..." ella tartamudeó y parpadeó a los ojos azules.

"Nada de todo - que estaban durmiendo ...", dijo Mary con ternura acarició el pelo rubio.

"María ..." trató de Anders.

"No, yo dije ... no hay nada como eso ..." dijo entre dientes.

"Vamos eh '... me podría decidir por mí mismo ..." Emelie levantó y se sentó en el inodoro. Miró a María, que miró a Anders - que a su vez se encogió de hombros.

"Está bien, entonces ...", suspiró María y Anders escapé para volver rápidamente con un vaso grande de jugo de naranja. Lo puso sobre el mostrador y cogió una pequeña bolsa de plástico transparente de su bolsillo. Cogió un poco de polvo blanco con una llave y lo sacudió en el vaso de jugo. Lo agita con una cuchara y luego extendida sobre el cristal para Emelie.

"¿Qué ... qué es eso para nada ..." balbuceó Emelie.

"Es ...", comenzó María.

"... Algo que te hará sentir muy bien!", Sonrió y guiñó un ojo y Anders sonrió con su sonrisa más encantadora.

Emilie miró a María por su dirección y la miró a los ojos marrones grandes. Parecía que estaba pensando, pero luego sonrió.

"Simplemente ... es algo que te hará sentir muy bien! Beba todo lo que ahora ... "

Se llevó el vaso a la boca y enjuagó en sí mismo, el jugo de punta y entregó la copa a Anders que él también sonrió. Ella estaba todavía aturdido, pero María se levantó y pidió dejar de Anders. Ella escapaba, Anders cerró la puerta y giró la cerradura. Luego cayó en la bañera y vio Emelie. Miró hacia atrás y se miraron el uno al otro en lo que parecía ser varios minutos.

"¿Qué fue eso ... de verdad ..."-le preguntó después de un tiempo.

"Dope ... anfetaminas ... pero no tanto - lo suficiente para mantenerse a salvo de la resaca y las náuseas que ...", sonrió. "Te sientes mejor?"

Emelie sentía después y sintió la náusea desapareció y la vista era más aguda que de costumbre. Había una sensación de hormigueo en su cuerpo como si tuviera hormigas en mis piernas - miró hacia abajo y vio que estaba sentado con las piernas muy separadas y se mecía con la pierna derecha intensiva. El pecho subía y bajaba y sus pezones se presiona con fuerza contra la tela de color azul claro. Ella volvió en sí con una sonrisa y miró a Anders de nuevo.

"Se siente bien - asbra"

"La grasa ... vamos a salir a los otros ..." que le devolvió la sonrisa y se arrastró fuera del baño, abrió la puerta y le cogió la mano. Se fueron juntos y Emelie consideró que la pequeña nube como se deslizó en la gran sala de estar. Jake y tres chicos sentados en un grupo de cuero alrededor de una gran mesa de cristal - de los altavoces resonó la misma música de baile de Pablo de los altavoces y María, uno de los chicos y una chica bailaba frenéticamente sobre el parquet. Emilia se fue a la otra y empezó a bailar con ella - la música palpitante fluyó a través del cuerpo y sintió que era imposible quedarse quieto. María sonrió y le guiñó un ojo, lo que hizo Emelie comenzó a reírse. Todo su cuerpo le hizo cosquillas de placer y ella reconoció la sensación de que la llenaba de lo que había sentido a menudo antes de una de sus innumerables orgasmos que ella evocaba en su soledad. Emelie estaba caliente. Ella siguió bailando cuando ella no pudo estar quieto - media hora más tarde, María la agarró y tiró de ella en la cocina.

"Hay que beber agua ... de lo contrario puede hacer que se deshidrate." Ella sonrió, y arrastrado por un gran vaso de agua para Emelie.

Emilie tomó el vaso y bebió el agua, pero no dejaba de mirar a María - el cuerpo que tenía, pensó. Miró el cuerpo curvilíneo y dijo que si ella fuera hombre le hubiera gustado haber tenido María. A continuación, entró en la sala de estar de nuevo y María se deslizó hacia abajo en el sofá junto a los que estaban sentados allí y groggade. Emelie sin embargo, no se atrevía a detenerse, pero fue a la pista de baile otra vez y dejar que la música electrónica de golpear a través de su cuerpo joven afectado. Sus pupilas dilatadas se sentían atraídos por la fiesta alrededor de la mesa e instintivamente a María y Andrés. María se había deslizado en las rodillas y se sentó a horcajadas Anders él. Ellos estaban ocupados haciendo con intensidad y María Cisne reparación en la rodilla Anders causado su vestido de piel de serpiente se deslizó fuerte a lo largo de todo el culo latino y lo expuso a toda la sociedad. Extrañamente, nadie parecía reaccionar y Emelie sintió que su mirada quizá se hizo demasiado evidente. Sofoco, que por lo tanto, se elimina de la sala de estar y la cocina de nuevo a beber un vaso grande de agua. En la mesa estaban sentados dos hombres que ella no había visto en la fiesta anterior. Ambos parecían ser de origen extranjero, y parecía como si estuvieran hablando de algo importante cuando gesticulaba intensamente y habló muy fuerte. Emilia se fue a la pileta, tomó un vaso y comenzó a correr el agua fría. Miró a los hombres y vio que estaban buscando en dirección a ella. Uno de ellos - un hombre mayor, digamos, en los años cuarenta con el pelo corto canoso cortado y el traje gris - susurró algo a su compañero que se levantó y salió de la habitación. Emelie llenó el vaso y cerró el grifo. Cuando estaba a punto de salir de la habitación se dirigió a ella.

"Hey girl - ¿Cuál es tu nombre" Su barra de idioma características claras de un acento sureño.

Emilie volvió y lo miró.
"Emelie"

"Ven aquí y sentarse a hablar conmigo Emelie ..."

Él sonrió ampliamente y Emilie vio que tenía un diente de oro que brillaba con un collar grueso. Por lo general, se habría evitado hablar con él - y por su estricta educación y el hecho de que el distrito donde ella vino, tal vez no era por el más amigable con los inmigrantes de los lugares. Pero sólo por esa causa - la educación y el racismo en su entorno anterior - la llevó a ir a la mesa y sentarse frente al hombre. Eso y el hecho de que tjacket realidad le dio más confianza de lo que nunca antes había tenido. El hombre extendió la mano y Emelie señaló que el hombre también tenía un vínculo de oro gruesa en la muñeca de la que pendía un pequeño crucifijo. También extendió su mano.

"Dragan es mi nombre - Soy de Croacia ..." Sonrió ampliamente. "Entonces, ¿qué acerca de usted ..."

Para ahorrarle muchos tediosos detalles de lo que Emilie y Dragan hablado durante las horas siguientes, lo que puedo hacer un resumen rápido. Después de ser interrogado en la mayoría de Emelie las cosas en su vida pasada - encantado con ella varios comentarios - dirá mucho acerca de su país y su trabajo como propietario de un restaurante en Uppsala. Dragan había llegado a Suecia en los años sesenta con sus padres porque trabajaban de Volvo en Gotemburgo. Él mismo tenía - dijo - tuvo algunos problemas con la ley, pero en los últimos quince años había estado corriendo los pubs, tanto en Gotemburgo y Estocolmo -, pero ahora era de Uppsala en vigor. Él me dijo que estaba casado y tenía tres hijos y vivían en una gran villa en las afueras de Uppsala. Al parecer, también era su apartamento, se encontraron en el cual utilizó como un apartamento durante la noche mientras estaba en la ciudad. Durante el juicio acerca de sesenta minutos que se sentaron y hablaron luego vino más de la fiesta y participaron - Emelie sentía cada vez más como parte de la banda más como ahora la mencionó por su nombre. Además, se encontró por alguna razón la mediana edad, el yugoslavo, un poco atractivo - y tuvo gran dificultad en la comprensión de uno mismo. Pero fue tal vez su forma inusual y muy abierta. Quizás también la droga que se bombea a través de su cuerpo, pero los efectos de tjacket comenzó a desvanecerse. Ella sigue siendo un pulso de alto y bastante duro para permanecer sentado. Dragan había entendido al parecer esto.

"Así que no parece ser el tipo de chica que dice que no como ...", sonrió y guiñó un ojo con el ojo derecho.

"Ehhh ... ¿qué quieres decir?" Tartamudeó Emelie volver al sentir el aumento de rubor. Había fascinación y atracción ha sido tan evidente?

"Sí me di cuenta de que sus alumnos son bastante grandes, no puede quedarse quieto y tu corazón parece estar saliendo de la parte superior que lindo ..." se echó a reír cuando se dio cuenta de que había tomado en el "mal" camino.

"Oh ... Quieres decir que ..." sintió que sus mejillas se calentó "... no, yo no soy así, pero ... un amigo me invitó ..." miró hacia abajo y notó que el pecho de hecho lanzó duro y menos pechos sin sujetador bajo la luz azul tubtoppen presionado contra la tela.

"¿Cómo crees que es entonces?"

"Está bien ... o más bien, en realidad ... algo así como todo lo mejor que hay en el mundo y nada podía sentirse tan mal ..." Su mirada se fijó todavía en sus pechos. Los pezones se destacó claramente en contra de la fina tela que apenas los escondió en absoluto - el escote era más que tomada después de la noche y la brecha entre los senos mostraban huellas de sudor clara pequeña.

"Yo sé ...", dijo, y Emilie abrió los ojos a él - él sonrió "... ¿crees que le gustaría probar alguna otra cosa en algún momento?"

"Mmm ... tal vez ... sí, por cierto, probablemente lo haría ..."

"Quizás ahora la noche?" Sus ojos oscuros parecía hipnotizado.

"... No sé ... tal vez ... entonces ¿para qué?" Ella se sentía un poco inseguro.

"No tengo cola, y E si usted sabe lo que es eso?" Sonrió y le tomó la mano en la chaqueta de fikan. Cogió dos pequeñas bolsas de plástico, uno con un polvo blanco como Anders se habían mezclado con jugo de naranja. La segunda bolsa contenía decenas de pequeñas pastillas de color blanco y rosa.

"... Yo no sé tal vez ..." balbuceó Emilie mientras ella miraba las bolsas.

"Si le toca a usted, por supuesto ... que me haga saber lo que hacer una oferta. El pensamiento en sí tomar algunas chapuza ahora, si usted desea probar. "

Emelie pensado en ello - sin duda tuvo el efecto de lo que Anders le había dado fondo sido positiva hasta ahora. La bebida espantosa y difícil centrado voló la cabeza y todo parecía claro y estimulante para ella. ¿No sería interesante para probar, pero con él? Justo cuando pensaba que la idea era María en la cocina y se deslizó hasta la mesa de la cocina.

"¿Es esto verdad? ¿Se pregunta dónde te fuiste! ", Se rió con claridad" Y usted ha cumplido con Dragan, ya veo! "Ella se inclinó y besó la mejilla Yugoslava en ambas mejillas. "¿Qué quieres hacer?"

"No, nos sentamos y hablar ... pero yo estaba pensando en ir al baño - no ir con usted", respondió rápidamente. Él colgaba de las dos bolsas al frente de la dulce cara bronceada de María.

"Ah tu ..." se rió "... usted sabe cómo encantar a una chica para venir a la que cuarto de baño! Por supuesto que me sale cuando invitamos al viejo ... "

Los dos se rieron juntos y la mirada de Emelie se señaló de nuevo al cuerpo joven aplique perfecto latín. Los alrededor de las caderas y pechos balanceándose - que bien torneadas piernas y el pelo negro - que bien pintados los labios y que los ojos de color marrón oscuro. Ella era tan agradable pensamiento Emelie.

"Going?", Sonrió a María a Emelie que fue arrebatado de su admiración por sexy cuerpo de su amigo.

"... Ehh ... no sé ... tal vez ... ¿qué te parece?" Ella balbuceó.

"Usted se hace evidente que lo que quieras pero te prometo que te sentirás mucho mejor después ..." María y Dragan intercambiaron miradas de complicidad. Dragan asintió con la cabeza hacia la Emelie que estaba de acuerdo. Emelie sentía que si María estaba y no creo que fuera nada especial para que así ella también podía hacerlo - por la forma en que ella no parecía como un idiota en el país!

"Está bien, entonces ... parece todo tan gorda tal vez ...", se lanzó fuera de la aunque la naturaleza de la sueca moderna cuando oyó entre los miembros del partido no podrá imponer la derecha en la boca.

Juntos se pusieron de pie y salió al pasillo y luego en el cuarto de baño. María cerró la puerta detrás de él y dejó el asiento del inodoro. Se sentó en el borde de la bañera y poner una pierna sobre la otra. Tasa de Emelie el corazón fue cuando se dio cuenta de que ella es una vez más - la misma noche - incluso trataría de algo que probablemente habría pasado si sus padres se enteraron de ello. Dragan abrió el armario del baño y sacó un pequeño espejo de bolsillo que abrió resultó ser del tamaño de un papel A5 medio. Se sentó en sus rodillas ante el inodoro, ponga el espejo y sacó la bolsa de polvo blanco. Emelie estaba detrás y vieron el espectáculo. Sintió hormigueo en todo el cuerpo, no sólo se tjacket hacía temblar, pero ahora que iba a probar la cocaína, también - junto con una Yugoslava de mediana edad y su mejor amiga como ella al parecer, atrajo a cabo. Ella sacudió la cabeza y cerró los ojos. Tenía que concentrarse en no dejar que las emociones abrumadoras conseguir la mano superior. Abrió los ojos y Dragan ha elaborado seis líneas blancas de la cara de polvo en el espejo que estaba en el baño. Se estiró en un enrollado de quinientas coronas a María, que sonrió y miró a Emelie.

"Ven y te mostraré ..." dijo con una voz suave y se sentó en las rodillas por debajo de la taza del baño.

Dragan se trasladó a la puerta detrás de Emelie. María se sentó agarra y se la puso vestido ajustado y sus nalgas bronceadas fue expuesto - ideal compartido por el tanga bragas de encaje fino. Emilie se sentó junto a María, que se inclinó hacia adelante con el proyecto de ley enrollado en una fosa nasal.

"¿Qué hacer - lo puso en contra de un orificio nasal y el alcance de la otra - a continuación, es sólo para oler en el camino. Tome una respiración profunda por la nariz solamente! "Ella sonrió y mostró.

Hizo lo que dijo - tomó nota del tubo a lo largo de una de las cuerdas y miró de nuevo. Cerró los ojos y aspiró una bocanada. Entonces ella abrió los ojos y se extendía a través del tubo de proyecto de ley. Pulso Emelie empezó a latir más rápido - cuando recibió la nota le dio la mano y sus ojos parpadearon. Ella se abalanzó con sus ojos a los grandes pechos de María y vio que sus grandes pezones se apretó con fuerza contra la piel de serpiente brillante estampado de tela de plástico. Emilie se sacó la pipa y lo puso en la nariz - inclinarse hacia delante, manteniendo la otra fosa nasal. Se inclinó y se acercó a la línea de la escuela y resoplar rápidamente a ella. La reacción a la droga colombiana fuerte fue directamente - no el estimulante sin la sensación de ardor en la nariz y las membranas mucosas. Hon slängde bak huvudet och drog in luft genom näsan. Ögonen tårades på henne och hon började tvivla på att det här var rätt. Maria tog röret ur hennes hand och drog i sig två linor på en gång. Emelie andades djupt då Maria sträckte över röret igen.

”Det är dina två som är kvar…” viskade Maria med ögonen stängda.

”Men Du då Dragan…” undrade Emelie och vände på huvudet.

”Nä tack…jag tar inte av det där…varsågod…jag bjuder…” sa han leende men blicken var fäst på Marias svällande bara rumpa.

Emelie såg då hon lät blicken sjunka att Dragan hade stånd innanför kostymbyxorna. Han verkade smeka det genom fickan. Hon tittade på Maria som blundande böjde huvudet bakåt och drog händerna genom sitt lockiga svarta hår. Gud vad hon tyckte Maria var vacker. Sedan lutade hon sig ner och drog i sig först den ena linan och sedan den andra. Det brände återigen i näsan och nu smakade det även starkt i halsen men hon kände sig också redan uppfylld av värme och självsäkerhet. Hon slöt ögonen och slappnade av – kroppen var avslappnad och hon kände hur ett starkt pirrande fyllde henne – bakom dom stängda ögonlocken och framför ögonen flimrade regnbågens alla färger. Hon satt säkert så i fem minuter innan hon slog upp ögonen igen – hon tittade åt sidan för att möta Marias blick men där var ingen. Hon vände på huvudet och fick syn på Dragan och Maria. Dragan lutade sig mot den låsta toalettdörren och nedanför satt Maria på knä – hennes huvud guppade fram och tillbaka och Dragan höll en hand på hennes korpsvarta huvud. Hon sög av honom!

Emelies hjärta tog ett jätteskutt och pirrandet i kroppen tyckte sig koncentrera sig till underlivet. Hon reste sig upp för att se bättre. Byxorna på Dragan låg nere vid fotknölarna och Maria var fullt upptagen med att polera hans kuk – Emelie hade ju aldrig sett någon på riktigt förut så hennes blick studerade den noggrant då den gång på gång försvann in mellan Marias fylliga läppar. Den var rätt lång och grov – dock hade hon ju inget att jämföra med – den var i alla fall större än vad hon trott att en kuk skulle vara. Den var rätt så mörk och hade mycket förhud som Maria runkade över ett svullet glänsande mörklila ollon. Maria slickade vant längs det ådriga kukskaftet och sög in en av pungkulorna i munnen medan hon runkade hans kuk. Det var då Emelie upptäckte att Dragan inte hade något hår runt kuken eller på pungkulorna – hon flämtade till – för att sedan åter flämta till då hon såg att Maria med den fria handen smekte sig själv mellan benen. Pulsen rusade i höjden och Emelie drog omedvetet högerhand över sina bröst – det kittlade till i bröstvårtorna på henne och hon stönade högt. Dragan slog upp blicken och log samtidigt som han grimaserade av behandlingen Maria gav honom.

”Se där är du ju min blonda lilla vän…” han log och försökte vinka till sig henne ”…kom till Dragan nu…”

”…jag v…jag vet inte…” stammade Emelie samtidigt som hon såg hur Maria krängde ner sin tajta ormskinnsklänning och blottade sina fylliga brunbrända bröst – hennes bröstvårtor pekade hårt ut.

”Kom hit sa jag…” väste Dragan hårt och spände blicken i henne ”…nu har jag bjudit dig så nu får du bjuda mig!”

Emelie vågade inte göra annat än att gå fram till honom. Hon darrade i hela kroppen och hennes andhämtning var intensiv. Maria tittade upp och log men återgick strax till att suga hans kladdiga kuk. Hon stod intill Dragan då han förde upp handen till hennes bröst och smekte dom utanpå den ljusblå tubtoppen – hennes bröstvårtor ömmade av beröringen och hon flämtade av pirrandet som for genom kroppen. Han tog tag och drog långsamt ner hennes tubtopp och hennes svullna bröst sprätte ut med en lätt gungning. Hon tittade ner och såg att hennes överdimensionerade ljusrosa bröstvårtor var stenhårda och pekade piggt uppåt. Dragan suckade och klämde den ena mellan sin tumme och pekfinger. Emelie fick bita sig i läppen för att inte stöna högt. Han kramade hennes bröst med sina stora håriga händer – klämde på dom – drog i dom hårda bröstvårtorna – och snart så stönade Emelie i kapp med Marias klafsande runt Dragans kuk. Hon kände hur hans hand kramade om hennes runda fasta bak vilket sände små blixtar genom hennes mus och genom venusberget. Dragan tog tag i Marias kalufs och drog henne ifrån sin kuk – hon kämpade lätt som en baby som får nappflaskan tagen ifrån sig – men gav snabbt upp.

”Du blondinen – sätt dig på toastolen…och ta av dig kläderna…” väste han och spände återigen ögonen i Emelie.

”Men…” viskade Emelie svagt.

”Inga men…gör som jag säger!” dundrade Dragan till svar.

Emelie tittade på Maria som log och nickade till henne att göra som Dragan sagt. Emelies puls spurtade men hon lydde då hon såg att Maria gav sitt godkännande. Den ljusblå tubtoppen hade redan hamnat runt midjan och hennes bröst spände nu ömmande fritt ut i det varma badrummet. Hon slog sig ner på toalettlocket och inväntade vad som skulle ske härnäst. Hon drog toppen neråt och klev ur den tajta toppen för att sedan börja dra av sig dom vita stretchbyxorna – det tajta glansiga tyget gled lätt av över dom välformade höfterna och den svällande baken och efter att ha sparkat av sig sina nya Nike-skor satt hon nu näst intill helt naken framför sin vän och den äldre jugoslaven. Endast de genomskinliga stringtrosorna hade hon på sig och hon försökte dölja venusberget och den redan flödande musen med högerhanden. Hon kände att det hettade i ansiktet och förmodligen var hennes kinder röda av den skam hon nu kände första gången nästan naken framför en man. Dragan höll fortfarande Marias svarta hår i ett stadigt grepp där hon satt nästan helt naken på golvet. Emelie såg nu att Maria hade dragit den svarta stringtrosan åt sidan och hennes rakade mus var helt i det fria. Dom svullna blygdläpparna var lätt särade och täckta av genomskinlig kåtsaft. Det gick som en blixt genom Emelies kropp då hon lät högerhanden obemärkt pressas mot sitt venusberg. Hon var kåtare än någonsin tidigare – dels av intaget av droger men framförallt av den erigerade kuken och hennes kompis som blottade sig ohämmat framför henne. Sakta började hon pressa handen mot den våta och kåtstinna klittan som hon kände mot handflatan – som av gammal vana hade den rest sig och pressade nu mot trostyget och skrek efter beröring. Dragan höll hårt i Marias hår och tog sig fram och stod nu intill Emelie. Maria hade hasat efter och satt mellan Emelies ben endast centimeter från hennes längtande underliv. Tankarna rusade runt i Emelies nyvaknade skalle – vad var det som hände? Hon tittade ner och såg hur Maria smekte sig mellan benen. Dragan drog Marias huvud till kuken igen och hon slöt villigt läpparna runt den mörka kuken igen. Hon gungade fram och tillbaka då kuken gick ut och in mellan hennes fylliga läppar – hennes stora bröst smekte Emelies högra lår och knä och hon kunde inte låta bli att pressa handen mot den genomvåta trosan.

”…ahhh…du suger bra Maria…det har jag alltid tyckt…” grymtade Dragan ”…Du Emelie…visa nu Dragan din lilla mus…”

Emelie ryckte till då han yttrade orden. Hon låtsades inte höra men då han spände ögonen i henne igen lydde hon utan att blinka. Sakta drog hon av sig dom genomskinliga trosorna för att sedan snabbt lägga handen över det dunkande blonda könet. Hon kände tydligt hur dom svullna blygdläpparna var fuktiga och den hårda klittan låg nu bar mot handflatan. Tankarna snurrade vilt och pulsen rusade som ett X2000 – vad höll hon egentligen på med? Hon pressade handen mot den erigerade klittan och återigen gick det en stöt genom henne. Maria slafsade ljudligt då det blålila ollonet gång på gång försvann in i hennes mun. Under kuken hade det samlats försats och saliv och det hängde ett par trådar mellan den och Marias haka.

”…visa nu då…kom igen bruden…visa din lilla fitta nån gång…” grymtade Dragan med handen hårt invirad i Marias svarta hårman.

Sakta förde Emelie handen åt sidan och blottade för första gången sitt kön för en man. Det blonda tunna håret låg tätt mot venusberget och på blygdläpparna hade håret börjat klibba av hennes safter. Mellan dom perfekt delade yttre blygdläpparna stack dom krusiga inre ut och hennes stora rosa klitoris pekade längtande ut nästan en centimeter. Dragan log och nickade åt henne att röra vid sig själv – hon var inte sen att lyda honom. Hon tittade ner och såg hur hennes fitta öppnade sig då hon särade på benen – kladdiga och såphala delade sig hennes blygdläppar. Maria fortsatte suga Dragan men flyttade sig så att både hon och han fick en duktigt perfekt insyn mellan Emelies ben. Hon lät högerhanden smeka sig över det välvda venusberget – fingrarna smög sig igenom det blonda tunna håret och ner över dom delade hala läpparna. Hon rös till, bröstvårtorna reste sig än mer och dom rosa vårtgårdarna drog ihop sig än mer för att skjuta spenarna än längre ut. Hon hade alltid tyck att hennes bröstvårtor hade varit ytterst pinsamma men i det här läget så brydde hon sig inte. Pekfingret och långfingret smekte längs varsinn yttre blygdläpp – det dunkade i dom och kontakten med dom krusiga inre läpparna gjorde fingrarna kladdiga. Hon lät pekfingret cirkulera runt fitthålet och drog sedan fingret upp mellan de inre läpparna för att börja bearbeta den lilla klittkuken. Hon riste till och ju mer hon smekte sig desto kraftigare blev andhämtningen. Hon kände att hon antagligen inte var långt ifrån en orgasm, hon svettades ymnigt och droppar rann mellan hennes honungsmelonsstora bröst. Maria sög nu inte längre Dragan utan runkade intensivt hans bultande stånd mindre än en halvmeter ifrån där Emelie satt. Dragan grimaserade intensivt och böjde Marias vackra huvud bakåt bryskt. Emelie kunde inte låta bli utan la handflatan över sitt blonda sköta och fångade upp klittan mellan pek- och långfingret. Intensivt började hon 'runka' klittan mellan fingrarna – hon klämde om vartannat som hon juckade upp och ner och hon kände hur fittsafterna rann ur henne och klibbade tillsammans med svett hennes runda bak mot toasitsen. Med vänsterhanden kramade hon sitt högra bröst och drog hårt i den utstående bröstvårtan. Kroppen genomborrades av ett pirrande som gjorde att hon började krampa, med en våldsam stöt slängde hon huvudet bakåt och med vidöppen mun utstöttes ett ljudlöst skrik då orgasmen nästan knockade henne. Hon kände hur fittan drog ihop sig och hur det faktiskt sprutade ur henne. Dragan och Maria hade helt stannat upp och iakttog monsterorgasmen – Emelies ben var brett särade och fittan var vidöppen. Maria som satt mellan hennes ben fick en lätt dusch då den blonda frikyrkotösen fick sin första sprutorgasm – om än en mycket liten sådan – och det rann klar vätska nerför hennes vänstra stora bröst.

”Oh fy fan vilken liten hora hon är va?” stammade Dragan fram. ”Kom igen nu runka min kuk Maria!”

Maria fann sig och Emelie vaknade sakta till sans – hennes runda bröst höjde och sänkte sig i takt med hennes häftiga andetag och hon lät nu klittan slippa ur skruvstädsgreppet. Hon slog upp ögon precis i tid för att se hur Maria stressrunkade Dragans kuk och hur han själv grep tag iden och riktade den mot Emelies håll. Hon han blinka en gång innan kukhuvudet öppnade sig och en lång tjock vit stråle sköt förbi henne och träffade väggen intill henne. Nästa stråle – ackompanjerat med ett gurglande läte på kroatiska – la sig tvärs över hennes bröstkorg och de efterföljande hamnade över hennes ömmande bröst. Det kändes hett och hon kunde inte låta bli att dra med fingret genom dom vita strängarna av sperma som placerats på hennes unga bröst. Dragan pustade ut mot dörren och drog upp sina byxor och krånglade in sin slaknande penis innanför kalsongerna. Maria log mot henne då hon reste sig upp från golvet – rättade till dom svarta trosorna över den renrakade musen och fixade till klänningen.

”Du kanske vill fixa till dig lite innan du går ut va?” log hon.

”Mmm…” svarade Emelie tyst och sträckte sig efter dom genomskinliga stringtrosorna på golvet. Dragan låste upp dörren och gled ut tillsammans med Maria – Emelie låste om sig och torkade bort sperman med en handduk. Snart var det väl dags att åka hem tänkte hon då hon klädde på sig för att sedan återgå till festen utanför…

Fuertes. följer

Författarens kommentar:
Även den här delen har publicerats tidigare, och i nästa del som publicerats tidigare kommer så äntligen förändringarna i historien. Det blir mer…

1 svar to “Emelies vilda liv, del 2.”

  1. sören:

    kuken stog som ett spett när jag läste om det lilla ludret, hoppas att det blir hårdare i nästa

Kommentera Emelies vilda liv, del 2.